DestacadasEstilos de VidaNoticias

10 alimentos que estimulan el sistema inmunológico

Estimuladores del sistema inmunológico

Alimentar a su cuerpo con ciertos alimentos puede ayudar a mantener fuerte su sistema inmunológico. Si está buscando formas de prevenir los resfriados, la gripe y otras infecciones, su primer paso debe ser una visita a su supermercado local. Planifique sus comidas para incluir estos 15 potentes estimulantes del sistema inmunológico.

Una nota importante:

Ningún suplemento curará o evitará enfermedades.

Con la pandemia del coronavirus COVID-19 de 2019, es especialmente importante comprender que ningún suplemento, dieta u otra modificación del estilo de vida que no sea el distanciamiento físico, también conocido como distanciamiento social y las prácticas de higiene adecuadas pueden protegerlo del COVID-19. Actualmente, ninguna investigación respalda el uso de ningún suplemento para proteger específicamente contra COVID-19.

Alimentos que refuerzan del sistema inmunológico

1. Frutas cítricas

Imagen de S. Hermann & F. Richter en Pixabay

La mayoría de las personas recurren directamente a la vitamina C después de resfriarse. Eso es porque ayuda a fortalecer su sistema inmunológico. Se cree que la vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos, que son clave para combatir las infecciones. Casi todas las frutas cítricas tienen un alto contenido de vitamina C. Con tanta variedad para elegir, es fácil agregar una pizca de esta vitamina a cualquier comida.

Los cítricos populares incluyen:

  • pomelo
  • naranjas
  • mandarinas o clementinas
  • limones
  • limas

Debido a que su cuerpo no la produce ni la almacena, necesita vitamina C diaria para mantener su salud. La cantidad diaria recomendada para la mayoría de los adultos es:

  • 75 mg para mujeres
  • 90 mg para hombres

Si opta por los suplementos, evite tomar más de 2000 miligramos (mg) al día.

También tenga en cuenta que, si bien la vitamina C podría ayudarlo a recuperarse de un resfriado más rápido, aún no hay evidencia de que sea eficaz contra el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2.

2. Pimientos rojos

Imagen de Brett Hondow en Pixabay

Si cree que los cítricos tienen la mayor cantidad de vitamina C que cualquier otra fruta o verdura, piénselo de nuevo. Onza por onza, los pimientos rojos contienen casi 3 veces más vitamina C (127 mg, fuente confiable) que una naranja de Florida (45 mg, fuente confiable). También son una rica fuente de betacaroteno.

Además de estimular su sistema inmunológico, la vitamina C puede ayudarlo a mantener una piel sana. El betacaroteno, que su cuerpo convierte en vitamina A, ayuda a mantener saludables los ojos y la piel.

3. Brócoli

Imagen de Andrew Jones en Pixabay

El brócoli está sobrecargado con vitaminas y minerales. Repleto de vitaminas A, C y E, así como fibra y muchos otros antioxidantes, el brócoli es una de las verduras más saludables que puede poner en su plato.

La clave para mantener intacto su poder es cocinarlo lo menos posible, o mejor aún, no cocinarlo en absoluto. Las investigaciones han demostrado que cocinar al vapor es la mejor manera de mantener más nutrientes en los alimentos.

4. Ajo

Imagen de Maison Boutarin en Pixabay

El ajo se encuentra en casi todas las cocinas del mundo. Agrega un poco de chispa a la comida y es imprescindible para tu salud.

Las primeras civilizaciones reconocieron su valor en la lucha contra las infecciones. El ajo también puede ralentizar el endurecimiento de las arterias y existe evidencia débil que ayuda a reducir la presión arterial. Las propiedades de refuerzo inmunológico del ajo parecen provenir de una gran concentración de compuestos que contienen azufre, como la alicina.

5. Jengibre

Imagen de Joseph Mucira en Pixabay

El jengibre es otro ingrediente al que muchos recurren después de enfermarse. El jengibre puede ayudar a disminuir la inflamación, lo que puede ayudar a reducir el dolor de garganta y las enfermedades inflamatorias. El jengibre también puede ayudar con las náuseas.

Si bien se usa en muchos postres dulces, el jengibre contiene algo de calor en forma de gingerol, un pariente de la capsaicina. El jengibre también puede disminuir el dolor crónico e incluso podría poseer propiedades para reducir el colesterol.

6. Espinaca

Imagen de Konstantin Kolosov en Pixabay

La espinaca está en nuestra lista no solo porque es rica en vitamina C, sino que también está repleta de numerosos antioxidantes y betacaroteno, que pueden aumentar la capacidad de nuestro sistema inmunológico para combatir las infecciones.

Al igual que el brócoli, la espinaca es más saludable cuando se cocina lo menos posible para que conserve sus nutrientes. Sin embargo, la cocción ligera facilita la absorción de la vitamina A y permite que se liberen otros nutrientes del ácido oxálico, un antinutriente.

7. Yogur

Imagen de kamila211 en Pixabay

Busque yogures que tengan la frase “cultivos vivos y activos” impresa en la etiqueta, como el yogur griego. Estos cultivos pueden estimular su sistema inmunológico para ayudar a combatir enfermedades. Trate de obtener yogures naturales en lugar de los que tienen sabor y están cargados de azúcar. En su lugar, puede endulzar el yogur natural con frutas saludables y un poco de miel.

El yogur también puede ser una gran fuente de vitamina D, así que trate de seleccionar marcas fortificadas con esta vitamina. La vitamina D ayuda a regular el sistema inmunológico y se cree que estimula las defensas naturales de nuestro cuerpo contra las enfermedades. Incluso se están trabajando ensayos clínicos para estudiar sus posibles efectos sobre COVID-19.

8. Almendras

Imagen de Oana Durican en Pixabay

Cuando se trata de prevenir y combatir los resfriados, la vitamina E tiende a quedar en segundo plano frente a la vitamina C. Sin embargo, este poderoso antioxidante es clave para un sistema inmunológico saludable.

Es una vitamina soluble en grasa, lo que significa que requiere la presencia de grasa para que se absorba correctamente. Las nueces, como las almendras, están llenas de vitamina y también contienen grasas saludables.

Los adultos solo necesitan alrededor de 15 mg de fuente confiable de vitamina E por día. Una porción de media taza de almendras, que son aproximadamente 46 almendras enteras sin cáscara, proporciona alrededor del 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada.

9. Semillas de girasol

Imagen de Csaba Nagy en Pixabay

Las semillas de girasol están llenas de nutrientes, que incluyen fósforo, magnesio y vitaminas B6 y E. La vitamina E es importante para regular y mantener la función del sistema inmunológico. Otros alimentos con altas cantidades de vitamina E incluyen los aguacates y las verduras de hoja verde oscura.

Las semillas de girasol también son increíblemente ricas en selenio. Solo 1 onza contiene casi la mitad del selenio que el adulto promedio necesita a diario. Una variedad de estudios, en su mayoría realizados en animales, han analizado su potencial para combatir infecciones virales como la gripe porcina (H1N1).

10. Cúrcuma

Imagen de Nirmal Sarkar en Pixabay

Es posible que conozca la cúrcuma como un ingrediente clave en muchos curry. Esta especia amarga de color amarillo brillante también se ha utilizado durante años como antiinflamatorio en el tratamiento de la osteoartritis y la artritis reumatoide.

Las investigaciones muestran que altas concentraciones de curcumina, que le da a la cúrcuma su color distintivo, pueden ayudar a disminuir el daño muscular inducido por el ejercicio. La curcumina es prometedora como refuerzo inmunológico (según los hallazgos de estudios en animales) y como antiviral. Se necesita más investigación.

Nota original de BocaLista

Show More

Related Articles

Back to top button