DestacadasEstilos de VidaNoticias

Cómo meditar diariamente en casa

Si te agobian las preocupaciones del día a día. O si sientes que no tienes tiempo para nada y te estresas constantemente. Te recomendamos que incluyas la práctica de la meditación en tu vida. Si no sabes cómo hacerlo, te explicaremos paso a paso cómo meditar.

Cómo meditar: ¿Qué es la meditación?

La meditación es una práctica en la que pones tu atención o te concentras en el tiempo presente, en un objeto, en un mantra o en tu respiración. Desde tiempos ancestrales se practicó en Oriente, pero en Occidente se ha extendido la práctica en los últimos años.

En líneas muy generales, la meditación centra tu atención en el momento presente. Es decir no te concentras en las expectativas del futuro que a fin de cuentas, son cosas que imaginamos pero que realmente no han sucedido, por lo tanto no existen.

Pero tampoco te obsesionas con lo que ya sucedió. Situaciones y vivencias que ya no puedes cambiar y que solo existen como recuerdos, así que tampoco deberían preocuparte.

cómo meditar en casa
Cómo meditar en casa

Cómo meditar: Beneficios

La meditación puede estar asociada a fines religiosos. Pero no necesariamente debe ser tu objetivo. La meditación no solo tiene beneficios espirituales, sino que trae beneficios amplios a la mente y al cuerpo.

Cómo meditar: Libera tu mente de preocupaciones

El objetivo de la meditación es liberarte de las preocupaciones, ya sea por pensamientos, recuerdos o expectativas que no son reales en el presente.

Al poner tu atención en el ahora y darte cuenta de que estas preocupaciones no existen en el presente, darás espacio a que las soluciones surjan en tu mente. Y a centrarte en las acciones que deberás tomar para enfrentar las situaciones del día a día.

Cómo meditar: Desarrolla la concentración y ahorras tiempo

Al meditar adquieres el hábito de centrar tu atención en una sola cosa a la vez. Ya sea tu respiración, un mantra, un objeto o en la música para meditar.

Normalmente hacemos muchas cosas a la vez o atendemos varios asuntos al mismo tiempo. Por ejemplo comer mientras miramos el teléfono, responder correos mientras hablamos con alguien y eso no permite que seamos realmente eficientes en cada tarea.

A medida que desarrollas la concentración serás más efectivo en cada tarea que realices y te tomará menos tiempo hacerlas.

Cómo meditar: Libera el estrés

Al aprender cómo meditar, podrás reducir el estrés de tu vida. La meditación te relaja el cuerpo y la mente, ayudándote a bajar los niveles de ansiedad. Al estar menos tenso físicamente y menos angustiado, también podrás dormir mejor.

Meditar trae beneficios para la salud general

Al tener menos preocupaciones, menos tensiones corporales, menos estrés y descansar mejor, se reflejará en la salud general de tu cuerpo y mente.

Tendrás un sistema inmunológico más fuerte, te ayudará a la regeneración de las células del cuerpo, podrás bajar de peso más fácilmente. No lucirás cansado al levantarte por las mañanas. Podrás estar alerta y enfocado en los desafíos que enfrentes cada día

Protege el cerebro

Algunos estudios sugieren que la práctica regular de la meditación ayuda a hacer nuevas conexiones neuronales. En ese sentido, previene las enfermedades degenerativas del cerebro como el Alzheimer o la demencia senil.

Fomenta la resiliencia

La resiliencia es la capacidad de sobreponerse a las dificultades de la vida y seguir adelante con mayor fortaleza.
Al meditar constantemente y reducir el estrés, tener una mejor salud, estar relajado y enfocado ante las vicisitudes de la vida, es posible enfrentar mejor los problemas.

También te permite ser más creativo en la resolución de conflictos. Permite ocuparte de lo que haya que resolver, en vez de solo preocuparte.

céntrate en la respiración
Céntrate en la respiración

Cómo meditar: Pasos

Ya sabes los múltiples beneficios para el cuerpo y a mente que trae la meditación. Quizás te parezca a principio que es muy difícil. Pero si sigues estos sencillos pasos aprenderás cómo meditar diariamente hasta que se vuelva un hábito saludable en tu vida.

Elije el lugar

Antes que nada, elije un sitio libre de distracciones. Puede ser tu habitación o un espacio sin ruidos molestos. Puedes tener una iluminación tenue. Con el tiempo, cuando aprendas cómo meditar, podrás hacerlo en lugares al aire libre, cerca de la naturaleza, como la playa o un parque.

Usa ropa cómoda

Mientras meditas, es importante que te sientas cómodo. Evita usar ropas ajustadas que te impidan centrarte y te distraigan o te genere tensiones físicas. Te recomendamos usar ropa holgada. De igual modo, quítate el reloj o cualquier accesorio que pueda molestarte.

Postura

En la meditación, generalmente se realiza la postura de flor de loto o medio loto. Esta postura consiste en estar sentado sobre un cojín o zafu en el suelo, con la espalda erguida y las piernas cruzadas o semi- cruzadas.

Los brazos se colocan semi-extendidos con las palmas de las manos hacia arriba sobre las rodillas. O una palma sobre la otra, haciendo un círculo con los pulgares que se tocan en las puntas.

Pero ésta puede ser una postura muy incómoda para alguien que está aprendiendo cómo meditar. Te recomendamos te sientes en una silla, sillón o sofá donde puedas apoyar tu espalda erguida.

Puedes colocar las manos sobre las rodillas o tu regazo. Y apoyar ambos pies en el suelo. Puedes dejar los ojos entre-cerrados o completamente cerrados. Chequea que no haya tensión en ninguna parte del cuerpo, especialmente en el cuello o los hombros.

También puedes meditar acostado en la cama, pero no se recomienda mientras aprendes cómo meditar, ya que podrías quedarte dormido y no es el objetivo de la práctica.

Enfoca tu atención

Una vez te dispongas a meditar, en la postura que hayas elegido, deberás colocar tu atención en una sola cosa a la vez. Lo más recomendable es en la respiración. Pero hay otras opciones.

Cómo meditar concentrándote en la respiración

Observa como el aire entra en la inhalación y sale en la exhalación. No es necesario cambiar voluntariamente el ritmo de la respiración. Simplemente obsérvala.

Cuando te distraigas con algún pensamiento o preocupación, regresa suavemente a la respiración. Mucha gente cree que durante la meditación la mente debe “vaciarse” de pensamientos. Y se preocupan si aparecen los pensamientos ya que consideran que lo están haciendo “mal”.

Pero no debes angustiarte cuando aparezcan los pensamientos, simplemente obsérvalos, sin juzgarlos, ni rechazarlos, ni tampoco aferrarte a ellos continuando la cadena de pensamientos. Solo déjalos ir y vuelve a la respiración.

Cómo meditar concentrándote en un objeto

meditación con objetos
Meditación con objetos

Otra forma de meditar es poner tu atención en un objeto específico que tengas en el sitio donde estés meditando. Algunas personas prefieren una vela y se concentran en observar la llama encendida.

Cuando la mente divaga en los pensamientos, se regresa suavemente la atención a la llama. Otros eligen algún objeto simbólico que les genere paz y tranquilidad.

Cómo meditar concentrándote en un mantra

También hay quienes prefieren poner su atención en entonar un mantra o sonido que les genere paz. Un mantra es una palabra o sílaba en sanscrito que tradicionalmente se emplea para generar paz o estados meditativos en quien la entona.

El más utilizado es OM, sílaba en sanscrito que en el hinduismo se refiere a “lo Divino”, al “Universo entero”.

Generalmente, se repite el mantra unido a la inhalación y a la exhalación. Hay quienes eligen palabras como “inhala” y “exhala” mientras respiran. Otros repiten la palabra paz. O “Yo Soy”.

También hay otros mantras en sanscrito que cada quien entona según lo que simbolice y le genere calma.

Como dijimos anteriormente, cuando la mente se dispersa, se regresa suavemente al mantra. De igual modo, otros colocan música especial para meditar y ponen su atención en esta música.

Cómo meditar con un guía

Existen aplicaciones y videos en internet con meditaciones guiadas. Esta es otra forma de aprender como meditar que puede ayudar mucho al inicio, hasta que crees el hábito de meditar diariamente por tu propia cuenta.

Duración

Al inicio, mientras aprendes cómo meditar, no te angusties pensando que debes dedicarle mucho tiempo. Puedes iniciar con una meditación de un minuto, en la mañana al levantarte y en la noche antes de acostarte.

Con el tiempo, puedes aumentar paulatinamente el tiempo hasta llegar a los 30 minutos en la mañana y 30 minutos por la noche. En general, no se recomienda usar temporizador, pero al principio, para que no te distraigas pensando en la duración de la meditación, coloca un temporizador que te avise con un sonido suave.

Agradece

Al finalizar tu meditación, agradece por el tiempo que pudiste dedicarte a ti mismo, por todas relaciones, amistades, familia, trabajo, dones, aptitudes, oportunidades y bienes materiales que tengas.

Agradecer ayuda a fomentar una mejor actitud ante la vida. A enfocarte en lo positivo que hay en ella, por encima de los aspectos negativos que a todos se nos presentan.

Comienza hoy

meditar libera tensiones
Libera tensiones

Como vemos, es sencillo aprender cómo meditar diariamente desde casa. Comienza meditando poco tiempo y si lo prefieres, con una guía. No te preocupes si al principio crees que no te resulta. No te juzgues. Sé paciente y perseverante.

Con el tiempo, adquirirás el hábito de meditar y cada día entrarás con mayor profundidad en la relajación y la paz interna que genera la práctica.

La idea es justamente librarte de juicios y preocupaciones. Dejar ir las expectativas sobre el futuro o aferrarse al pasado que te angustia. Solo observa tus pensamientos y emociones. Conócete a ti mismo. Respira y deja ir todo lo negativo.

Así enfrentaras con mayor optimismo los desafíos de cada día.

Nota original de BocaLista

Show More

Related Articles

Back to top button