DestacadasGobiernoNoticiasSeguridad

Guardia Costera alerta ante viajes ilegales de pasajeros en la Bahía de San Juan durante las Fiestas de la Calle San Sebastián

La Guardia Costera recuerda que los dueños y/o operadores de embarcaciones recreacionales son responsables de la operación segura de sus embarcaciones y estos deben contar con todos los equipos de seguridad requeridos

La Guardia Costera informó el martes a la ciudadanía que intervendrá con el transporte ilegal de pasajeros en la Bahía de San Juan durante las Fiestas de la Calle San Sebastián del 19 al 22 de enero.

“Exhortamos al público que busque llegar a las Fiestas de la Calle San Sebastián por la vía marítima a que utilicen el sistema de lanchas del gobierno operado por HMS Ferries y que estén alertas a no contratar los servicios de un operador ilegal”, dijo el comandante Christopher O’Connor, jefe de Prevención del Sector San Juan de la Guardia Costera en comunicación escrita.

“Los operadores ilegales representan un riesgo para la seguridad marítima y la de sus pasajeros por lo que es de vital importancia hacer este llamado para lograr tener un evento libre de incidentes”, añadió.

Durante el periodo de celebración, las tripulaciones de la Guardia Costera patrullarán la zona portuaria para velar por el transporte seguro y legal de los pasajeros dentro de la Bahía de San Juan. Los operadores de embarcaciones que transporten pasajeros por dinero sin la licencia apropiada se exponen a la terminación del viaje y posibles multas de entre 1,000 hasta 18,477 dólares.

“Solamente un capitán licenciado por la Guardia Costera puede transportar pasajeros por dinero y debe hacerlo en una embarcación que cuente con el equipo de salvamento y de seguridad adecuado.  Es importante que el público no contrate los servicios de un operador de una embarcación que se rehusé a presentar sus credenciales de capitán”, reiteró el comandante Christopher O’Connor.

La Guardia Costera recuerda que los dueños y/o operadores de embarcaciones recreacionales son responsables de la operación segura de sus embarcaciones y estos deben contar con todos los equipos de seguridad requeridos. De igual manera, operar una embarcación recreacional bajo los efectos del alcohol con un nivel de o mayor al .08 por ciento de alcohol en la sangre es ilegal y los ofensores se exponen a la terminación del viaje, la imposición de multas y hasta tres años de cárcel. Además, los operadores de embarcaciones comerciales que operen con un nivel de o mayor al .04 por ciento se exponen a perder su licencia de capitán.

Show More

Related Articles

Back to top button