DestacadasEstilos de VidaNoticias

Dieta mediterránea: ¿En qué consiste?

¿Has oído hablar de la dieta mediterránea? ¿Sabes en qué consiste? A continuación conoce cuál es la dieta mediterránea y sus beneficios para la salud.

En qué consiste la dieta mediterránea

La dieta mediterránea está basada en la cocina tradicional de los países mediterráneos tales como España, Grecia, Italia, Marruecos, Malta, entre otros. Es un estilo de alimentación saludable.

Tanto así que la UNESCO la nombró “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”. Ya que es una forma de comer sana y sustentable que abarca todos los grupos alimenticios y previene varias enfermedades.

Beneficios de la dieta mediterránea

Entre sus beneficios encontramos que debido al consumo de grasas saludables, se reducen los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Esta reducción conlleva a prevenir enfermedades cardiovasculares y a mantener equilibrada la presión arterial.

De igual modo, con el consumo de carbohidratos complejos y cereales integrales, se previene la diabetes y se regula el azúcar en la sangre. Por otro lado, debido al consumo de antioxidantes presentes en la dieta mediterránea, se evita el envejecimiento prematuro.

También combate la inflamación de órganos y tejidos. Así como la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson. Esta dieta protege nuestro corazón y nuestro cerebro. Y aumenta la expectativa de vida.

Qué alimentos consumir en la dieta mediterránea

Esta dieta se constituye principalmente de abundantes frutas y vegetales frescos. Cereales integrales. Pescados azules y carnes blancas. Granos y legumbres. Grasas saludables y semillas. Se reducen las carnes rojas y solo se consumen de manera ocasional.

En esta dieta se consumen abundantes vegetales y frutas
En esta dieta se consumen abundantes vegetales y frutas

Imagen de Lukas Bieri en Pixabay

Las frutas y hortalizas son abundantes en la dieta mediterránea

Esta alimentación se caracteriza por un consumo abundante de frutas y vegetales frescos. Se recomienda de seis a siete porciones diarias. Se incluyen ensaladas de vegetales de hojas verdes, champiñones, aceitunas, tomates y frutas de la temporada. Para aderezar las preparaciones, se reduce la sal y se sazonan las comidas con albahaca, ajo, cebolla y otras especias mediterráneas.

Pescados, mariscos y carnes blancas

Para los que no son veganos, esta dieta incluye pescados como el salmón y el atún. Así como mariscos y aves de corral. Las carnes rojas solos se consumen ocasionalmente.

Aceite de oliva, frutos secos y semillas

Un ingrediente esencial de la dieta mediterránea es el aceite de oliva, se utiliza como sustituto de la mantequilla y las grasas saturadas. También se obtienen grasas saludables de los frutos secos como nueces, avellanas, maní, etc. Y de semillas como el sésamo y el ajonjolí.

Aceite de oliva y albahaca para aderezar las comidas
Aceite de oliva y albahaca para aderezar las comidas

Imagen de congerdesign en Pixabay

Legumbres

Los granos como las lentejas, habas y garbanzos son otro elemento importante en este tipo de alimentación. Son una buena fuente de proteínas vegetales y fibra.

Cereales integrales

Esta dieta se caracteriza por el consumo de cereales integrales como la avena, el centeno, el trigo. También se incluye el arroz, el pan y la pasta integral, no las versiones refinadas. Así se aprovechan todos los nutrientes y la fibra de estos cereales.

Los cereales integrales aportan nutrientes y fibra
Los cereales integrales aportan nutrientes y fibra

Imagen de Romina Cib en Pixabay

Lácteos bajos en grasas y huevos

Los lácteos y los huevos se consumen en menor medida. Pero se prefieren los bajos en grasas, como la leche descremada, quesos bajos en grasas y yogures.

Vino tinto

El vino es también un acompañante característico de esta dieta. Tomar una copa de vino tinto al día mejora la salud del corazón. Pero no es un elemento imprescindible. Debe tomarse con moderación y no excederse en la cantidad diaria. Tampoco deben consumirlo embarazadas, mujeres en período de lactancia o quienes padezcan enfermedades graves.

Vino tinto para acompañar las comidas
Vino tinto para acompañar las comidas

Imagen de Vinotecarium en Pixabay

Una dieta saludable y sabrosa

La dieta mediterránea es tan saludable como sabrosa. Ve haciendo cambios graduales en tu dieta y ve incorporando estos alimentos saludables para que puedas aprovechar sus beneficios.

De igual modo, es importante que reduzcas al mínimo el consumo de azúcar, comidas procesadas, harinas refinadas, dulces, exceso de alcohol, frituras y grasas saturadas.

Aumenta la actividad física, toma dos litros de agua al día, reduce el estrés, mejora tu sueño y comparte con familia y amigos. Así aumentarás tu bienestar y mejorarás tu salud.

Nota original de BocaLista

Show More

Related Articles

Back to top button