DestacadasEstilos de VidaNoticias

Exfoliantes: ¿Es necesario usarlos? ¿Cuáles son sus beneficios?

Los exfoliantes son necesarios en la rutina del cuidado de la piel del rostro. Pero, sabes por qué son necesarios. Te contamos sus beneficios a continuación.

Qué son los exfoliantes

Son aquellos que ayudan a remover las células muertas de la piel. Si bien nuestra piel se renueva por completo cada 28 días, es un proceso progresivo que va sucediendo paulatinamente a lo largo de ese tiempo. Por eso, es necesario usar exfoliantes para ayudar a la piel a eliminar la acumulación de células muertas en su superficie.

Tipos de exfoliantes

Hay dos tipos: los exfoliantes químicos y los mecánicos.

Mecánicos

La exfoliación mecánica se produce a través de micro-partículas de origen vegetal como azúcar, arroz, entre otras. Se encuentran en cremas o geles las cuales, por medio del movimiento físico, arrastran las células muertas de la piel.

Químicos

Esta exfoliación se realiza a través de ácidos que remueven los lípidos de la piel disolviendo la unión entre las células muertas. Son ácidos de origen natural y están presentes en limpiadores, tónicos y sérums. Dentro de los exfoliantes químicos están los AHA (Alfa Hidroxiácidos) y los BHA (Beta Hidroxiácidos). Estos ácidos penetran en las capas más profundas de la piel y estimulan la producción de colágeno y elastina.

AHA

Los Alfa Hidroxiácidos son derivados de frutas y otras sustancias naturales como la caña de azúcar o la leche. Por ejemplo, el ácido glicólico es un derivado de la caña de azúcar, el ácido láctico es derivado de la leche, el ácido málico es un derivado de las manzanas y el ácido cítrico es un derivado de las naranjas y limones.

BHA

El beta hidroxiácido más común es el ácido salicílico, derivado de la corteza de sauce. Es ideal para tratar pieles grasas, mixtas o con acné ya que tiene propiedades anti-inflamatorias, anti-bacterianas y es seborregulador.

Algunos tónicos o sérums combinan ambos tipos de ácidos para una acción más profunda de exfoliación en la piel. Pero, es importante seguir ciertas precauciones con el uso de los exfoliantes químicos.

Beneficios de usar exfoliantes

La exfoliación además de eliminar las células muertas de la piel del rostro, ayuda a la micro circulación y evita la obstrucción de los poros. En este sentido, previene la aparición de brotes, comedones y los síntomas asociados al acné.

De igual modo, los exfoliantes químicos, al penetrar en las capas profundas de la piel y estimular su renovación, reducen las manchas, cicatrices y contribuyen a la uniformidad de la textura y el tono de la piel.

Por otro lado, estimulan la producción de colágeno y elastina, evitando la aparición de arrugas y se reducen las líneas de expresión. Dan una apariencia luminosa y fresca al rostro.

Otro de sus beneficios es que la piel al estar libre de las células muertas, puede absorber mejor los productos hidratantes y nutritivos que aplicas en ella. Permite una mayor eficacia en los productos para devolver la suavidad a la piel.

Cómo utilizarlos

Los exfoliantes mecánicos utilízalos una vez por semana si tu piel es grasa o mixta. Y cada dos semanas si tu piel es seca o sensible. Se recomienda el uso de exfoliantes elaborados específicamente para el rostro ya que sus partículas son menos abrasivas. No se recomienda el uso de exfoliantes caseros en el rostro ya que pueden dañar la piel.

Utiliza el exfoliante en tu rutina de cuidado de la piel luego de la limpieza y antes de la aplicación de sérums o cremas hidratantes. Con el rostro húmedo, realiza suaves masajes en el rostro con el exfoliante mecánico evitando el área alrededor de los ojos. Enjuaga con agua y continúa con la aplicación del sérum, crema hidratante y protector solar.

Los exfoliantes químicos los puedes usar en los tónicos o en el sérum, aunque hay cremas hidratantes que contienen ácido salicílico, por ejemplo. Estos pueden causar cierta irritación en la piel. Por eso, se recomienda usar bajas concentraciones y usarlos cada tres días mientras la piel se adapta a los respectivos ácidos.

Algunos de estos ácidos pueden causar foto-sensibilidad, como el ácido glicólico. Se recomienda aplicarlos solo durante la rutina de la noche y además durante el día, aplicar siempre protector solar.

Si tu piel es sensible o sufres de acné, es importante que acudas a un dermatólogo para que te indique cuál es el mejor exfoliante y cómo usarlo para tu tipo de piel.

Nota original de BocaLista

Show More

Related Articles

Back to top button