DestacadasNoticias

Trump le recorta $342 millones a la Guardia Nacional de Puerto Rico

Eran para proyectos militares de construcción.

El ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, el general de brigada José Reyes informó el jueves sobre el recorte millonario para proyectos de construcción de nueve proyectos de la Guardia Nacional.

“El presidente de los Estados Unidos (Donald John Trump) ha retrasado los fondos de unos proyectos militares. Él ha dado instrucciones al Departamento de Defensa que identificaran 3,600 millones de dólares y lo que ha hecho el Departamento de la Defensa es que los proyectos que estaban aprobados de construcción militares los ha retrasado del presupuesto del año 2020 federal”, dijo Reyes en conferencia de prensa.

“¿Qué significa eso para Puerto Rico? Por primera vez en muchos años, la Guardia Nacional de Puerto Rico, tras el paso del huracán María, se asignaron cerca de 460 millones de dólares para proyectos militares de construcción. De esos proyectos, tenemos 10 específicamente de los cuales nueve están incluidos en estos proyectos que se va a retrasar el proceso de construcción”, añadió.

Uno de ellos continúa, por lo tanto la cantidad de los 9 proyectos que se están retrasando son 342 millones de dólares, detalló.

“Para nosotros, fuimos proactivos en la medida. La manera en que se hacen los proyectos militares puede ser primero con la fase de diseño, se da el proceso de subasta y se puede hacer diseño y construcción. Nosotros optamos por la fase de diseño. La fase de diseño y los fondos ya estaban en Puerto Rico en nuestro presupuesto. De los 9 proyectos, ya 6 se firmó la fase de diseño. Tres están en la Administración de Servicios Generales, porque por la nueva ley ya no tengo junta de subastas, sino que tengo que pasar esos documentos por Servicios Generales”, dijo Reyes.

Explicó que “ellos adjudicaron las subastas y estamos en proceso de firmar esos contratos de la fase de diseño en o antes del 30 de septiembre”.

Mencionó que ese dinero está disponible. Asimismo explicó que los proyectos de construcción militares la fase de diseño toma de 12 a 18 meses, eso nos pondría terminando la fase de diseño en algún momento entre agosto a diciembre del 2020. En octubre del 2020 empieza el presupuesto federal del 2021. Así que los 342 millones de dólares tienen que volver al Congreso. La expectativa, según Reyes, es que se aprueben para el año presupuestario 2021.

“De ser así, no sería un impacto directo a nosotros, porque es más o menos el tiempo en que estamos terminando la fase de diseño y empezaríamos el proceso de subasta para la construcción”, dijo.

Detalló que se van a construir nuevas armerías, se arreglan los daños efectuados por María y se están haciendo unas construcciones para hacer las facilidades más resilientes. Otro proyecto para el Campamento Santiago (Salinas) es construir barracas nuevas, equivalente a 1,500 camas. Hay otro proyecto para comedores (tres comedores con capacidad de 500 soldados) y los cuarteles para las compañías, batallones y brigadas para 1,500 soldados.

Las facilidades del Campamento Santiago tienen más de 40 años de construidas y la mayoría de los proyectos serían para dicha instalación.

Las otras facilidades que sufrieron daños- como la que ubica en Puerta de Tierra- le corresponde a la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA) asumir los costos.

Asimismo dijo confiar en que el Congreso no avale el traspaso de fondos.

«Ciertamente hay una gran preocupación de la Guardia Nacional, porque proyectos de infraestructura impactan directamente a la economía de la construcción en Puerto Rico. Nuestro plan era llevar estos proyectos a subasta el año que viene”, dijo Reyes.

“Es la primera vez que en Puerto Rico teníamos tantos proyectos de construcción a la vez”, acotó.

Por su parte, la comisionada residente Jenniffer González Colón expresó que “Es decepcionante que los fondos asignados a Puerto Rico y otras jurisdicciones de los Estados Unidos para proyectos de construcción militar necesarios puedan ser redirigidos para otros fines. Nuestras fuerzas militares dependen de estos fondos para mantener la preparación y preservar nuestra seguridad nacional. Estoy comprometida a luchar para que nuestra isla reciba lo que el Congreso le asignó debidamente y me mantengo en comunicación con colegas del Comité de Asignaciones de la Cámara y el Senado y del Departamento de Defensa con respecto a este tema crucial.

Es importante tener en cuenta que no se ha tomado una determinación final y se necesita mayor aclaración de por qué se seleccionaron estos proyectos específicos. Estoy muy preocupada sobre las posibles consecuencias por lo que continuaré defendiendo con vehemencia los programas militares para construcción y para otros fines en la isla.

Debemos recordar que Puerto Rico es una jurisdicción insular que depende de los recursos y activos localizados dentro de su territorio. A medida que continuamos evaluando las lecciones aprendidas durante la temporada de huracanes de 2017 y las consecuencias que tuvo en mis representados, debemos permitir que las unidades militares en la isla tengan los recursos que necesitan, ya que son la primera línea de defensa después de cualquier  desastre natural o hecho por el hombre”.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar